sábado, 25 de marzo de 2017

Argentina / (Opinión) Rodolfo Walsh sigue venciendo (por Carlos Aznárez)

Resumen Latinoamericano /Marcha/ 25 marzo 2017.-Ni en sus mayores fantasías Walsh hubiera imaginado que cuarenta años después, su nombre, su trayectoria, su lucha y su sacrificio habrían de dar tanto que hablar. Tampoco hubiera creído, en aquellos años de clandestinidad y terror, que la frase “el legado de Rodolfo Walsh” se configuraría como un paradigma hasta impactar primero en miles de estudiantes de periodismo, rebotar luego en numerosos trabajadores y trabajadoras de prensa que reivindican su estilo incisivo y  tan jugado por la credibilidad en todo aquello que se dice o escribe. Es que Walsh y su defensa del pensamiento crítico sigue renaciendo por estos días en artículos, vídeos, programas radiales, y hasta en frases pintadas en los grandes paredones con una ingeniosidad que lo harían sonreír: “Macri prepará el helicóptero porque Rodolfo Walsh te está investigando”.

El escritor e intelectual lúcido que por momentos hizo a un lado la máquina de escribir para transformarse en un activista sindical en la Agrupación 26 de julio del Peronismo de Base y en la del Bloque Peronista de Prensa, o en un combatiente en las Fuerzas Armadas Peronistas y en Montoneros, mostró con su ejemplo el camino del encuentro real con muchas mujeres y hombres del pueblo. Gente de todas partes, que sin conocerlo sabían de su existencia por haber visto de reojo en alguna reunión o asamblea una copia artesanal del libro “Operación Masacre”,  obra cumbre del periodismo de investigación. Es el mismo Walsh que supo ser habitante asiduo de la Federación Gráfica Bonaerense, donde declaró sentirse como en casa, y desde allí dirigir una de las experiencias periodísticas de base más creativas e importantes del continente.

Decir Walsh hoy es evocar lo mejor y más potente del compromiso intelectual al servicio de una militancia solidaria y generosa, que llevaba irremediablemente, en las más duras circunstancias, a entregar la vida en una patriada colectiva. La Revolución y el Socialismo eran dos metas que este hombre esgrimía contra viento y marea. En aras de esos objetivos reivindicaba todos los métodos de lucha,  batallaba en defensa de las exigencias de los de abajo y a la vez de criticar muchas veces al propio Perón y expresar su odio a la burocracia sindical y a sus sicarios armados, no le temblaba el pulso a la hora de enfrentar al gorilismo externo y al que anidaba en las filas del propio peronismo.

No era su estilo dejarse embaucar por los cantos de sirena del reformismo y el posibilísimo, al que consideraba dos lacras que conspiraron en la historia, y lo siguen haciendo, contra el quehacer liberador sin medias tintas. “Cómplice del capitalismo” denominaba Walsh al primer concepto, y “cobardía” de los que se resignan con migajas, al segundo.

Walsh era de la escuela del Che, en el sentido de hacer las tareas impuestas lo más brillantemente posible. No transaba con el desgano y la comodidad de los perezosos a la hora de avanzar hacia un objetivo trazado, sobre todo si tenía que ver, como en la mayoría de los casos, con las reivindicaciones de los que el sistema siempre trató de excluir.

Tampoco Walsh sufría de esa enfermedad tan común en ciertos estamentos de la intelectualidad, sea esta burguesa o “progresista”, como es la egolatría. Tenía mil excusas para poder lucirse como un icono pero siempre desdeñó las caricias de la fama, a la que como dice el tango, la consideraba “puro cuento”, y se embarcó en mil historias vinculadas a la construcción de un periodismo popular y con cable a tierra con los que luchan. Gozaba Walsh con los informes que le llegaban a su mesa de dirección del diario de la CGT de los Argentinos, en los que se hablaba de la avidez con que los cañeros de Tucumán recibían el diario, o como se lo pasaban de mano en mano los petroleros de la Patagonia. Ese brillo, esas luces que no eran de neón, le compensaban todas las dificultades económicas de sobrevivencia o las escapadas de una policía brava que como a tantos militantes lo tenía en la mira. En realidad, estaba repitiendo en territorio propio lo que tiempo antes había pergeñado junto a Jorge Ricardo Masetti y el Che Guevara, en los primeros años de existencia de la Agencia cubana Prensa Latina.

Es bien cierto que Walsh y su colega de tantas insurgencias, Paco Urondo, estaban tallados de una madera especial. Para ambos, la liberación nacional no podía imaginarse sin que esta desembocara en liberación social, y desde ese punto de inflexión es que desarrollaron lo más ardiente de su militancia. Nunca desdeñaron la organicidad con la estructura político-militar que los albergaba, incluso en los momentos más críticos de la misma. A la vez, no se callaron la boca para esbozar sus opiniones aunque contradijeran a las conducciones. No lo hacían desde el desánimo ni en aras de una aventura conspirativa, sino en función de buscar caminos para que las ansias de victoria no derivaran en el genocidio de la fuerza propia, como realmente ocurrió.
Urondo cayó en junio de 1976 combatiendo en Mendoza y la noticia nunca imaginada golpeó duro en Walsh, de la misma manera que otra muerte odiada, la de su propia hija Vicky, lo sacudiría brutalmente poco meses después. Sin embargo, obstinado y enamorado de la vida a pesar de las circunstancias, siguió buscando la luz al final del túnel.
La agencia ANCLA, su obra maestra del periodismo a contracorriente lo mostró en su mejor perfil de comunicador colectivo, igual que pocos años atrás había generado artículos de excelencia en el diario Noticias o investigando la ocupación sionista a Palestina.
Su último texto, convertido en látigo, es la carta a los asesinos del pueblo, en la que da muestras nuevamente de su trayectoria valiente, poniendo identidad a una de las críticas más feroces que podían recibir los dictadores locales.
La prueba de que no lo derrotaron y que solo pudieron apoderarse de su cuerpo, es este aluvión de homenajes a Walsh que hoy arrasa el continente, son miles los y las jóvenes que hoy dicen Walsh para levantar orgullosos su ejemplo de vida rebelde. Su trayectoria y ese rostro tan fotogénico son evocados para alejar las sombras mediocres y retrógradas que proyectan quienes hoy gobiernan el país. Sigue venciendo Walsh, como militante pero también como escritor y periodista.

  • Nota escrita para ambos portales

Recibe Grupo de Amistad con Cuba en el Senado de Argentina a Embajador cubano | CubaMINREX



ARGENTINA, 23 de marzo de 2017.- El Embajador de la República de Cuba en Argentina, Orestes Pérez Pérez, fue recibido por la Presidenta del Grupo de Amistad con Cuba en el Senado de la Nación, María de los Ángeles Sacnun, junto a otros senadores miembros de la agrupación.
Durante el fraternal encuentro, el Embajador ofreció una panorámica de la situación económica, política y social que vive Cuba hoy, así como las características de nuestra política exterior, en especial con la región de América Latina y el Caribe.
Igualmente, explicó la evolución del nuevo acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, los avances de la relación bilateral en los últimos dos años y los temas que aún continúan pendientes por solucionar. Enfatizó que la permanencia del bloqueo económico, financiero y comercial del gobierno estadounidense contra Cuba y la ocupación ilegal del territorio de la Base Naval de Guantánamo, se mantienen como principales obstáculos del proceso hacia la normalización de las relaciones.
Por su parte, la senadora Sacnun, reafirmó el apoyo del Grupo de Amistad al levantamiento del bloqueo y trasladó su interés en conformar una agenda de trabajo que permita profundizar las relaciones de fraternidad entre Cuba y Argentina. El senador Juan Manuel Abal Medina destacó los lazos históricos de hermandad entre ambos pueblos, especialmente por la vinculación del Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara, con Fidel y la Revolución Cubana.
Por la Embajada de Cuba, también participaron el I Secretario Chairo González y la III Secretaria, Gretter Alfonso. (Cubaminrex-Embacuba Argentina)
Recibe Grupo de Amistad con Cuba en el Senado de Argentina a Embajador cubano | CubaMINREX

viernes, 24 de marzo de 2017

Argentina. “NOS VEMOS EN LA PLAZA”. ( * Por Norita Cortiñas)

De la villa, como ustedes. Gustavo, mi hijo, era militante de la Villa 31. Allí, en Retiro, dio sus primeros pasos junto al padre Carlos Mugica, dándoles apoyo escolar a los chicos, en un comedor. Y así como él, sus 30 mil compañeros peleaban por un país con justicia social. Cuando empezó esa pesadilla, ellos soñaban, soñaban con trabajos sin explotación, con techos dignos, con panes suficientes, para que ningún niño debiera sufrir hambre, ni pasar su infancia pidiendo limosna. Luchaba, claro que luchaba, por el bienestar del pueblo.
Sobre el barro de las villas, más que sobre ningún otro suelo, Gustavo sentía que podía cambiar la realidad, porque ya por entonces primaba la estigmatización que las presenta como cuevas para el narcotráfico y la delincuencia, omitiendo la verdadera cotidianeidad de las comunidades obreras, donde la gente se levanta temprano para ir a trabajar, en muchos casos tirando de un carro durante horas, para intentar sobrevivir honestamente. Y para vivir, también. No por casualidad, ni por dinero, las Madres hemos acompañado siempre al grito villero.
Hoy, la voz de los 30 mil puede escucharse retumbando en las gargantas de los docentes, que históricamente han sabido pararse sobre nuestros zapatos, así como ahora me paro yo, dentro del guardapolvo. Pues quién sino los maestros han enfrentado a las injusticias, mal que le pese al gobierno. ¿Saben por qué no les gusta que tomemos las calles? Porque saben que están en falta. Y por eso mismo, vamos a seguir saliendo, sin retroceder ni un solo paso atrás.
Todas esas caravanas por la escuela pública, como las marchas por la urbanización o las manifestaciones contra el gatillo fácil, llevan en sus consignas las causas de Gustavo, todavía postergadas y ahora ninguneadas. Porque no, al macrismo jamás le interesaron los Derechos Humanos y por eso intentan borrar la historia, tal como quisieron convertir al Día de la Memoria en un feriado movible, minimizando al terrorismo de Estado que buscan relativizar.
No lo lograron.
Ni lo van a lograr.
Más que nunca, este 24 de marzo volveré a marchar sobre La Poderosa, porque además de hacerme muy bien, ustedes resisten construyendo un futuro mejor, de la única manera que se puede: recuperando a los luchadores populares, a sus valores y a sus verdades, que también son las nuestras. Y que, por supuesto, son 30.000.
Aunque un gobierno fascista los quiera esconder, a nuestros hijos no los callarán jamás.
Tarde o temprano deberán entender que dijimos Nunca Más.
Hasta mañana.

jueves, 23 de marzo de 2017

Crónicas del bloqueo. Derechos Humanos en Cuba: una “omisión” mediática Por Laura Mor

“Para hablar de Derechos Humanos, sencillamente, hay que dejar de ser capitalistas”.
Fidel Castro Ruz, Moscú, 5 de abril de 1975.
La Habana, 23 de marzo de 2017.- Pensando en los Derechos Humanos, recordé aquel graffiti que leí algunos años atrás por la web: “300 millones de niños duermen en la calle. Ninguno es cubano”. También recordé la histórica campaña del imperialismo contra Cuba y como los medios de comunicación masivos se unen tras las mentiras y difamaciones.
Recordé también la cruda respuesta de Sebastián, un amigo argentino de clase media alta, que había visitado Cuba por primera vez antes que yo, allá por el 2008, cuando le pregunté sobre sus impresiones de un país al que yo aún no había ido, pero del que mucho se hablaba. “Dirán lo que quieran pero yo no ví a nadie revolviendo contenedores para comer como acá, y mirá que busqué.”, me dijo en un simpático tono porteño.
Poco más de un año llevo viviendo en Cuba y no he visto ningún niño descalzo -fuera del ámbito del juego bajo la lluvia- o durmiendo a la intemperie. Tampoco vi familias desamparadas viviendo bajo puentes o niños debiendo trabajar en vez de asistir a clases para ayudar a la manutención familiar. No he visto gente mendigando o durmiendo sobre cartones en las calles, ni niños o adolescentes haciendo malabares en los semáforos por algunas monedas que les permitan al menos comer un sándwich al día. Sí he visto la mirada horrorizada de cubanos y cubanas cuando me preguntan si es “tan así” como se muestra la realidad social de mi país, inmerso en un capitalismo financiero neoliberal, como quienes se niegan a creer que la ausencia y la desidia de un Estado sea moneda corriente.
Pocas veces, bajo gobiernos “democráticos” hemos tenido noticias sobre la aplicación efectiva de los Derechos Humanos en países capitalistas y mucho menos sobre sus violaciones, que no suelen salir a la luz fuera de las fronteras del país.
Con Cuba todo es diferente. Ese pequeño país del Caribe se atrevió a ser Socialista a 90 millas del Imperio que antiguamente lo dominaba y pasó a ser un “mal ejemplo” para los pueblos oprimidos del mundo, en particular para América Latina y el Caribe, por lo cual cuanto mayor sea la satanización mediática, menor será el riesgo de que se intente imitarlo.
Pero hablemos de esos Derechos de Humanos….en Cuba. En Cuba no hay esclavitud como en muchos países del mundo, tan siquiera opresión del hombre por el hombre. En Cuba existe libertad de pensamiento, conciencia y religión. Alcanza con caminar por el habanero residencial barrio de Miramar un domingo para ver las rondas de las Damas de Blanco, cubanas a las que Estados Unidos y la contrarrevolución financian desde el extranjero para manifestarse aquí en pos de la desestabilización interna. Alcanza también con observar las cuantiosas catedrales, iglesias y templos, de todas las religiones, que existen a lo largo de la isla; caminar por los barrios habaneros para notar cómo se entremezclan católicos, judíos, musulmanes en total armonía y respeto por el credo del otro. Cualquiera que haya transitado los barrios habaneros se habrá topado seguramente con cubanos y cubanas de la religión yoruba vestidos completamente de blanco y adornados con pulsos (pulseras) y collares de mostacilla coloridos según su santo.
Es verdad que no hay educación formal religiosa, como en la mayoría de nuestros países en lo referido a la educación pública; pero tampoco hay escuelas, institutos o universidades privadas. La diferencia, es que en Cuba, el sistema educativo se basa en los pilares de lo público y gratuito, por tanto, respetando la diversidad del ámbito privado, laico.
Todos los ciudadanos cubanos tienen derecho a recibir asistencia en todas las instituciones de salud del país, la cual es también gratuita, desde una consulta médica hasta una operación de alta complejidad o un tratamiento de largo plazo.
Cuba -que es miembro fundador del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención Internacional para la Protección de todas las personas contra las Desapariciones Forzadas y el Pacto Internacional de Protección a los Derechos del Niño- cuenta con una de las más bajas tasas de mortalidad infantil del mundo: 4,9 cada mil nacidos vivos de 35,9 con que contaba a inicios de la Revolución en 1961 y con una esperanza de vida al nacer superior a la de muchos países desarrollados: 77,97 años en promedio entre mujeres y hombres (1).
En 1959 el analfabetismo alcanzaba al 30% de la población. Hoy en día la tasa de escolarización alcanza el 100% (2), habiéndose declarado al país libre de analfabetismo en 1961 tras las campañas nacionales de alfabetización que miles de voluntarios cubanos llevaron adelante en el país.
Cuba cuenta también con uno de los mayores índices de desarrollo humano (IDH) según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), un indicador social que mide la vida larga y saludable, educación y nivel de vida (3).
El derecho a la salud, la vivienda y la alimentación son también Derechos Humanos. Pienso en cuantos países del mundo están universalmente garantizados, y cuántos de esos países son del llamado Primer Mundo. Cuba los garantiza para el 100% de la población, aún con un bloqueo criminal que ahoga su economía; pero eso no sale en las noticias.
Cuba es un claro ejemplo de la aplicación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, pero eso es algo que a los intereses políticos y económicos de las grandes potencias no conviene divulgar. Si pensamos en el hecho de que Cuba cuenta con un bloqueo económico, comercial y financiero hace 55 años -que en lugar de vaciarse de contenido se ha ido recrudeciendo a lo largo de las diferentes administraciones estadounidenses-, el logro se hace mayor, casi heroico para un país pequeño y pobre del Tercer Mundo.
A decir verdad, sí se violan algunos Derechos Humanos en Cuba… en la Bahía de Guantánamo, territorio cubano usurpado y utilizado por Estados Unidos, donde desde el centro de detención allí instalado se tortura a los presos políticos.
Ya lo ha dicho Fidel: “por encima de las montañas de calumnias imperialistas se yergue firme invencible la realidad histórica” (4).
Notas:
(1) Según datos de UNICEF
(2) Según datos de Oficina Nacional de Estadística e Información de la República de Cuba (ONEI) http://www.one.cu/esperanzadevida.htm
(3) Según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) http://hdr.undp.org/sites/default/files/2015_human_development_report_overview_-_es.pdf
(4) Discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz, Presidente de la República de Cuba, en el acto central por el XXV aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, 26 de Julio de 1978, “Año del XI Festival”, Ciudad Escolar “26 de Julio”, Santiago de Cuba.

25 DE MARZO: TRANSMISIÓN EN DIRECTO DEL HOMENAJE A FIDEL CASTRO

25 DE MARZO: TRANSMISIÓN EN DIRECTO DEL 

LINK PARA SEGUIR EN DIRECTO LA TRANSMISIÓN DEL HOMENAJE A FIDEL CASTRO EN MADRID

https://www.youtube.com/channel/UC0zj8tEItI-j2G0BlyCLfBw/live

HOMENAJE A FIDEL CASTRO


Intervendrán:

Eugenio Martínez Enríquez: Embajador de la República de Cuba en España

Alfredo Catalá: Representante del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos

Belén Gopegui: Escritora

Ángeles Diez: Socióloga

Lázaro Oramas: Solidaridad

Javier Couso: Eurodiputado

Coordinan el acto: José María Alfaya y Ana Ramos

Actuaciones musicales:

Ismael de la Torre

Manuel Gerena

Arita Mitten acompañada a la guitarra de Jose Morales

Juanjo Anaya acompañado a la guitarra de Armando Martínez

Orlis Pineda

Raúl Torres

Se proyectaran videos y fotos del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

CONVOCA: Movimiento de Solidaridad con la Revolución Cubana – Madrid

EL BLOG DE CARLOS Por un mundo mejor, posible y necesario

Argentina: Frente a un nuevo aniversario de la dictadura militar, este 24 de marzo, marcharemos con dos consignas irrenunciables: Revolución y Socialismo

Este 24 de marzo, marcharemos con las consignas irrenunciables: Socialismo y Revolución
No nos arrepentimos, no olvidamos, no perdonamos, 
no nos reconciliaremos jamás con los enemigos de nuestro pueblo.
RESUMEN LATINOAMERICANO

¡El mundo con Argentina! Ellos se sumaron a la campaña contra los abusos de Macri

Macri

 
Ante las políticas neoliberales del gobierno del presidente Mauricio Macri contra el pueblo argentino diversos artistas, intelectuales, defensores de derechos humanos, comunicadores y referentes políticos y gremiales a nivel mundial se sumaron a una campaña en solidaridad con la nación suramericana.
Los miembros de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad (Redh) denunciaron en una carta abierta que en apenas quince meses en el poder, “Macri impulsó miles de despidos tanto en la esfera pública como privada, devaluó la moneda, quitó derechos laborales con la nueva ley de ART (Aseguradora de Riesgos del Trabajo), avanzó sobre los jubilados y sus medicamentos gratuitos, y trató de poner tope a los reclamos salariales ante una inflación que no cede”, manifestaron.
Destacaron que en Argentina hay un millón 500 mil pobres nuevos desde la llegada del Gobierno macrista, “lo que demuestra en cifras la gravedad de la situación”. Asimismo, hicieron referencia a la relevancia internacional que ha tenido el país por diversos casos de corrupción entre los que están siendo investigados Macri y su familia, como los Panama PapersOdebrechtAviancaCorreo Argentino, entre otros.
La Redh expresó su solidaridad con la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, quien “sufre un embate judicial-comunicacional cada vez más pronunciado, lo que termina de conformar un cuadro de grave agresión a la democracia”, manifestó.
Entre los firmantes de la misiva se encuentran por Estados Unidos, Noam Chomsky (filósofo); por Venezuela, Roy Chaderton (diplomático), Carmen Bohórquez (Redh), Luis Britto García (escritor), Iván Padilla Bravo (periodista), Farruco Sesto (profesor), Pedro Calzadilla (exministro de Educación), Alirio Contreras (escritor) y Roger Landa (Redh); por Argentina, Atilio Boron (Redh); y por Colombia, Piedad Córdoba (dirigente de Poder Ciudadano).
Macri
¡El mundo con Argentina! Ellos se sumaron a la campaña contra los abusos de Macri