miércoles, 20 de junio de 2018

ÉXODO JUJEÑO: PROCLAMA DE MANUEL BELGRANO

"Pueblos de la Provincia: desde que puse el pie en vuestro suelo para hacerme cargo de vuestra defensa, en que se halla interesado el Excelentísimo Gobierno de las Provincias Unidas de la República del Río de la Plata, os he hablado con verdad. Siguiendo con ella os manifiesto que las armas de Abascal al mando de Goyeneche se acercan a Suipacha; y lo peor es que son llamados por los desnaturalizados que viven entre vosotros y que no pierden arbitrios para que nuestros sagrados derechos de libertad, propiedad y seguridad sean ultrajados y volváis a la esclavitud. 

Llegó pues la época en que manifestéis vuestro heroísmo y de que vengáis a reuniros al Ejército de mi mando, si como aseguráis queréis ser libres, trayéndonos las armas de chispa, blancas y municiones que tengáis o podáis adquirir, y dando parte a la Justicia de los que las tuvieren y permanecieren indiferentes a vista del riesgo que os amenaza de perder no solo vuestros derechos, sino las propiedades que tenéis
Hacendados: apresuraos a sacar vuestros ganados vacunos, caballares, mulares y lanares que haya en vuestras Estancias, y al mismo tiempo vuestros chasquis hacia el Tucumán, sin darme lugar a que tome providencias que os sean dolorosas, declarándolos además si no lo hicieseis por traidores a la patria. 

Labradores: asegurad vuestras cosechas extrayéndolas para dicho punto, en la inteligencia de que no haciéndolo incurriréis en igual desgracia que aquellos. 

Comerciantes: no perdáis un momento en enfardelar vuestros efectos y remitirnos e igualmente cuantos hubiere en vuestro poder de ajena pertenencia, pues no ejecutándolo sufriréis las penas que aquellos, y además serán quemados los efectos que se hallaren, sean en poder de quien fuere, y a quien pertenezcan. 

Entended todos, que al que se encontrare fuera de las guardias avanzadas del ejército en todos los puntos en que las hay, o que intente pasar sin mi pasaporte será pasado por las armas inmediatamente, sin forma alguna de proceso. Que igual pena sufrirá aquel que por sus conversaciones o por hechos atentase contra la causa sagrada de la Patria, sea de la clase, estado o condición que fuese. Que los que inspirasen desaliente estén revestidos del carácter que estuviesen serán igualmente pasados por las armas con solo la deposición de dos testigos. 

Que serán tenidos por traidores a la patria todos los que a mi primera orden no estuvieren prontos a marchar y no lo efectúen con la mayor escrupulosidad, sean de la clase y condición que fuesen. 

No espero que haya uno solo que me dé lugar para poner en ejecución las referidas penas, pues los verdaderos hijos de la patria me prometo que se empeñarán en ayudarme, como amantes de tan digna madre, y los desnaturalizados obedecerán ciegamente y ocultarán sus inicuas intensiones. Más, si así no fuese, sabed que se acabaron las consideraciones de cualquier especie que sean, y que nada será bastante para que deje cumplir cuanto dejo dispuesto.

Cuartel General de Jujuy, 29 de julio de 1812. Manuel Belgrano."

DÍA DE LA BANDERA NACIONAL ARGENTINA


Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano

3 de junio de 1770 - Provincias Unidas del Río de la Plata, 20 de junio de 1820 
Diplomático, economista, periodista, político, abogado y militar sin vocación ni formación, sólo por servir a la Patria. Como General del Ejército del Norte venció en las decisivas batallas de Salta y Tucumán. 
Lo más descatado de Manuel Belgrano, a juicio de ROMPIENDO MUROS, fue el ÉXODO JUJEÑO, donde demostró ser un verdadero líder para que los jujeños salieran de sus hogares llevándose todo, a fin de que los españoles no encontraran nada a su llegada.
Se rebelaba ante lo que no consideraba justo. Por eso, cuando le indicaron que regresara a Buenos Aires, hizo su gran desobediencia y siguió. 
Creó la Bandera Nacional, y fue izada por primera vez el 27 de febrero de 1812. Las luchas intestinas hicieron que fuera oficializada 4 años después.Pero mientras las tropas tenían el estandarte que Belgrano estimó necesario para el combate.
Se destinó DÍA DE LA BANERA NACIONAL, la fecha en que el gran creador falleció: 20 DE JUNIO.

Argentina: “La Pastera”, museo patagónico del Che cumple 10 años

Resumen Latinoamericano, 11 junio 2018

El próximo 20 de junio, el museo patagónico de homenaje a Ernesto Che Guevara, cumplirá 10 años. Y lo celebrará con la presencia muchas personalidades vinculadas a la vida del Che así como a la historia de La Pastera en San Martín de los Andes, con un renovado circuito de paneles informativos y una muestra de fotografías inéditas de la Agencia de noticias Prensa Latina.

El acto contará con la presencia de su hermano Juan Martín Guevara; de Calica Ferrer, compañero del segundo viaje por Latinoamérica; del embajador de Cuba, Orestes Pérez Pérez; la madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, quien estuvo presente el día de la inauguración en el año 2008; representantes de espacios de homenaje en la Argentina, autoridades locales y dirigentes del sindicato que administra el museo, la Asociación Trabajadores del Estado, entre otros invitados.

Junto con la realización del acto de homenaje, en el marco del 90 aniversario del nacimiento de Ernesto Guevara, La Pastera presentará un nuevo recorrido de paneles informativos, con nuevas imágenes y opciones para acercarse a la vida y al pensamiento del Che.

Participarán de la actividad además autoridades municipales, del asentamiento universitario de la UNCo (Universidad Nacional del Comahue) y de instituciones educativas locales y organizaciones sociales y sectoriales de la ciudad, con las que La Pastera ha construido vínculos a lo largo de estos 10 años de trabajo.

Otra de los invitados, será Oscar Verón del espacio “Navegando con el Che”, también de la ATE, en este caso del sector Vías Navegables, que fueron quienes trasladaron la estatua del Che de Buenos Aires a Rosario para el 80 aniversario. Al igual que La Pastera en su décimo aniversario, expondrán una muestra fotográfica de la Agencia Prensa Latina sobre el Che en Cuba.

El acto se realizará en la sede del museo, calles Rudecindo Roca y Sarmiento, y se iniciará a las 13 horas del miércoles 20 de junio.



Contacto. Darío Fuentes
+ 54 9 11 64977887
Director de La Pastera, museo del Che
www.lapastera.org.ar

martes, 19 de junio de 2018

Vilma Espín, la revolucionaria mas bonita







cubadebatecu

Publicado el 7 abr. 2011



Este artículo fue escrito hace dos años por Celia Hart Santamaría, hija de Haydeé Santamaría y Armando Hart, cuando Vilma Espín murió, el 19 de junio de 2007. Ni quien inspiró estas palabras ni quien las escribió están físicamente con nosotros, pero igual las palabras y los hechos que las hicieron posibles nos siguen inspirando. Cubadebate recuerda hoy el nacimiento de Vilma. Habría cumplido 81 años.



Lea el texto en Cubadebate

http://www.cubadebate.cu/noticias/201...

Finaliza encuentro de solidaridad con Cuba en Rosario

Rosario, Argentina, 18 jun (RHC) Bajo la premisa de continuar en la lucha por la unidad de Latinoamérica, grupos solidarios con Cuba ratificaron aquí el compromiso de seguir defendiendo a la isla y a los pueblos de la Patria Grande.

En la declaración final de cierre del XVI Encuentro de Solidaridad con la nación caribeña, que juntó durante tres días en Rosario a delegados de 12 provincias del país y de naciones hermanas como Brasil, Bolivia y Venezuela, los participantes reiteraron su lucha ante el momento por el que atraviesa el continente, reporta Prensa Latina.

'El desafío de la hora actual es grande. El capitalismo, bajo su faz neoliberal, se enfrenta a un mundo multipolar, y por eso concentra sus miradas en lo que cree es su patio trasero: América Latina', resalta el texto final, que recoge las preocupaciones vertidas durante estos días de debates.

Los casi 150 participantes subrayan que Estados Unidos pretende recolonizar el continente con las tácticas y fórmulas de la Restauración Conservadora, administradas por las oligarquías locales, los medios de comunicación concentrados y los servicios de inteligencia.

De este modo, añade el documento, asedian la continuidad de procesos progresistas y en vías al socialismo. No toleran el avance de la integración latinoamericana y la inclusión de las grandes masas postergadas en nuestros países.

Frente a esto, los grupos solidarios con la isla expresaron su rechazo a las 'medidas retrógradas de la administración de Donald Trump en contra del buen entendimiento y relación entre Cuba y su país'.

Reclamamos una vez el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla hace más de medio siglo y exigimos respeto a la dignidad de su Revolución y el derecho de su pueblo a la autodeterminación, destacaron.

En el documento, los participantes al encuentro exigieron el retiro de la base militar de Estados Unidos de Guantánamo y la devolución de ese territorio a Cuba asi como el retiro de las bases imperialistas instaladas en toda la región.

Felicitaron al pueblo y gobierno cubanos por el ejemplo democrático, participativo y de poder popular que quedó plasmado en las últimas elecciones que decidió la continuidad en la Asamblea Nacional (parlamento), los consejos de Estado y de Ministros, y su nuevo presidente Miguel Díaz-Canel.

Expresaron su apoyo a Venezuela y el mandatario Nicolás Maduro, a Nicaragua, pidieron terminar con las ocupaciones territoriales y enclaves coloniales en las Islas Malvinas y en Puerto Rico, y se sumaron al reclamo mundial por la libertad del expresidente brasileño Lula Da Silva.

Los delegados a la cita solidaria con Cuba en Rosario reivindicaron en su declaración final la unidad latinoamericana y la lucha por la integración económica, política y social de sus naciones.

'Nuestra América es y quiere seguir siendo zona de paz, merecedora de construir en libertad su historia soberana', concluyeron.

El XVI Encuentro asistieron el héroe cubano y luchador antiterrorista Antonio Guerrero, la directora de América Latina del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Lily Zamora; el embajador cubano Orestes Pérez y los terceros secretarios Leinier Espinosa y Leogel Delgado.

La cita estuvo marcada especialmente por el 90 aniversario del natalicio de Ernesto Che Guevara, a quien se dedicó esta jornada desde su tierra natal.



(Prensa Latina)

Editado por Julio Pérez

domingo, 17 de junio de 2018

"El Che fue de todos los pueblos"

ROSARIO12
17 de junio de 2018
Habla Antonio Guerrero Rodríguez, héroe de la República de Cuba
"Imagen: Andres Macera
Es uno de Los 5 Héroes Cubanos, en referencia al grupo que quedó detenido y condenado por espionaje (*) en Estados Unidos. Está en Rosario en el marco de los 90 años de Ernesto Guevara de la Serna y el XVI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba que culmina hoy.


Por Alicia Simeoni

"Asesinaron al Che cuando tenía 39 años. Me detuvieron en Miami, el mismo día que a mis hermanos -quienes con él son Los 5 Héroes Cubanos-‑, yo tenía también 39 años. Iba y venía por esa celda mínima y cuando los pensamientos se agolpaban, aparecían otros con tanta fuerza, aquellos de cuando era un pionerito, en la escuela y todos queríamos ser como el Che. ¡Una tarea muy difícil!", dice a Rosario/12 Antonio Guerrero Rodríguez, héroe de la República de Cuba que está en la ciudad por los 90 años de Ernesto Guevara de la Serna y el XVI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba que culmina hoy.

"Pero si él pudo desprenderse de todo lo material, si él fue síntesis de amor a los pueblos y a la humanidad, a todas las causas que desafían a la opresión, si fue entrega, estudio, ética, solidaridad, liberación y revolución y dio su vida por todo; entonces yo, educado en esos valores, iba a poder enfrentar lo que venía, tenía valores, fuerza, convicción". Guerrero Rodríguez, 59 años, ingeniero en construcción de aeródromos estudió en Kiev (Ucrania), estuvo 16 años, 3 meses y 4 días detenido en cárceles estadounidenses acusado de espionaje. Era parte de la misión cubana que buscaba información sobre las actividades terroristas que desde Estados Unidos se lanzaban contra la mayor de las Antillas; y que ya habían dejado 3.400 muertos y una cantidad similar de heridos e incapacitados. Quienes luego fueron conocidos como Los 5, eran, además de Guerrero, René González, Fernando González, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, todos detenidos en 1998 por fuerzas del FBI.

Guerrero está en la Argentina como parte de la delegación cubana que integran también Lilia María Zamora, la encargada para América latina del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) quien tuvo una intervención vibrante el viernes, en el teatro La Comedia, para agradecer a aquél Comité de Lucha por la Liberación de Los 5, de fuerte actividad en Rosario. Hasta aquí llegó años atrás Mirta Rodríguez Pérez, la madre de Guerrero. Esta mujer junto a la Multisectorial de Solidaridad solicitaron a la abogada Leticia Faccendini, entonces miembro de la LADH, que redactara el único amicus curiae que se presentó desde la Argentina -‑y uno de los ocho en el mundo-‑, ante la Corte Suprema de los Estados Unidos por la liberación de Los 5.

Este diario entrevistó cinco años atrás, en La Habana a René González, el primero que recuperó la libertad en 2011, quien explicaba en nombre de sus "cuatro hermanos" que no habían tenido las garantías del debido proceso tras el juicio en Miami. Guerrero salió en diciembre de 2014, después de los pedidos no sólo del gobierno cubano sino de personalidades y organizaciones mundiales y del acuerdo humanitario alcanzado entre Barack Obama y Raúl Castro. Ahora es parte del Ministerio de Construcciones y continúa con la poesía y la pintura, dos disciplinas que comenzó a transitar en prisión. "Regresaré y le diré a la vida, he vuelto para ser tu confidente, de norte a sur le entregaré a la gente la parte del amor en mí escondida", dice una de sus poesías que musicalizó Vicente Feliú.

‑‑ En Rosario y en los 90 años del Che. ¿Cómo sintetizaría la vigencia de su pensamiento?

‑‑ Pensamiento y acción siempre presentes. Rosario tiene el orgullo de tener el lugar donde nació el Che, que tanto nos conmueve, porque desde aquí surgió el hombre que subió a la Sierra Maestra. Sin duda que se inspiró en los revolucionarios argentinos y luego de sus viajes se encontró con Fidel (Castro). La unidad como guía para la acción transformadora de nuestras sociedades, la solidaridad, el internacionalismo, la ética, el humanismo. Justamente todos estos rasgos del pensamiento guevarista continúan mostrando caminos para la Patria Grande que nos reclama unidos para la definitiva independencia. También comprobé la vigencia de su pensamiento al estar en Bolivia. Quién iba a pensar en aquellos días en que lo asesinaron que hoy sería presidente Evo (Morales); o en 1998, cuando nos detuvieron, que en ese mismo año (Hugo) Chávez llegaría a la presidencia venezolana y desarrollaría la Revolución Bolivariana. Y hay un momento en que la batalla por la independencia, por la liberación de los pueblos se convierte en batalla por la conciencia.

‑‑ El entonces presidente Fidel Castro había asegurado que ustedes volverían y eso ocurrió en 2001 cuando fueron condenados.

‑- Parecía impensable nuestro regreso cuando nos condenaron. A mí con una cadena perpetua más 5 años y en el caso de Gerardo Hernández a dos cadenas perpetuas más otras adicionales. Desde el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU hasta Amnistía Internacional dictaminaron que fue arbitraria la prisión de Los 5. Y en nuestro caso, los últimos en salir, fueron 16 años 3 meses y 4 días. Por eso fue tan importante la solidaridad internacional. También intervino el premio Nobel Gabriel García Márquez que entregó una carta de Fidel a Bill Clinton por las agresiones contra Cuba, diciéndole que en algún momento las acciones terroristas generadas desde su territorio también eran peligrosas para el pueblo estadounidense. Y en lugar de actuar contra los terroristas que tenía en su propio país, más tarde nos detuvieron a nosotros.

‑‑ Usted nació en Miami. Es hijo de padres cubanos que regresaron a la isla cuando triunfó la revolución en 1959.

‑‑ Tuve que renunciar a la ciudadanía estadounidense, fue una condición impuesta. Creo que la ciudadanía es tal, pero en definitiva no determina la acción del hombre. Una muestra de vida la tenemos aquí, con el Che que nació en Rosario y fue capaz de ser de todos los pueblos del mundo. Y él también sembró la solidaridad en nuestro pueblo. Es cierto que Cuba recibe solidaridad del mundo, pero porque Cuba es solidaria y no sólo en los temas de salud. Pero vale la pena nombrarlos, ahí están los que luchan contra el ébola y que se enfrentan a una frontera con la muerte, ahí están los que van cada vez que un terremoto o una catástrofe necesita de nosotros. La solidaridad es parte constitutiva de la revolución y de los revolucionarios.

‑‑ Existen voces, sobre todo de los sectores de derecha, que se manifiestan y apuestan a la pérdida del rumbo revolucionario y socialista en Cuba a partir de las dificultades económicas y del cambio presidencial.

-- A pesar de los enormes sacrificios de nuestro pueblo, de todas las etapas que pasamos, de tantas agresiones y dificultades; Cuba dice que allí continuará desarrollándose la revolución y el socialismo como lo concebimos los cubanos. Y así lo expresaron una y otra vez el presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez y el propio ex mandatario Raúl Castro que sigue siendo el secretario de nuestro PCC. El capitalismo apuesta a asfixiarnos y a dar batallas por nuestras conciencias. Pero ahora sí que cabe citar al Che cuando decía que "al imperialismo ni un tantico así", refiriéndose a no dejarlo avanzar, a no darle concesiones.


(*) Aclaración de Rompiendo Muros: Antonio Guerrero fue condenado, entre otros cargos, no comprobados ninguno, a CONSPIRACIÓN para cometer espionaje. Una figura estadounidense.

ANTONIO GUERRERO, UNO DE LOS CINCO HÉROES CUBANOS EN BUENOS AIRES

PARA TODO PÚBLICO - ENTRADA LIBRE

LUNES 18



MARTES 19

sábado, 16 de junio de 2018

Desgarrador poema de una refugiada Somalí. “Hogar” de Warsan Shire

Nadie abandona su hogar, a menos que su hogar sea la boca de un tiburón.
Solo corres hacia la frontera cuando ves que toda la ciudad también lo hace.
Tus vecinos corriendo más deprisa que tú. Con aliento de sangre en sus gargantas.
El niño con el que fuiste a la escuela, que te besó hasta el vértigo
detrás de la fábrica, sostiene un arma más grande que su cuerpo.twitter
Solo abandonas tu hogar
Cuando tu hogar no te permite quedarte.
Nadie deja su hogar
A menos que su hogar le persiga,
Fuego bajo los pies,
Sangre hirviendo en el vientre.
Jamás pensaste en hacer algo así,
Hasta que sentiste el hierro ardiente
Amenazar tu cuello.
Pero incluso entonces cargaste con el himno bajo tu aliento,
Rompiste tu pasaporte en los lavabos del aeropuerto,
Sollozando mientras cada pedazo de papel te hacía ver
Que jamás volverías.
Tienes que entender que nadie sube a sus hijos a una patera,
A menos que el agua sea más segura que la tierra.
Nadie abrasa las palmas de sus manos bajo los trenes, bajo los vagones,
Nadie pasa días y noches enteras en el estómago de un camión,
Alimentándose de hojas de periódico, a menos que
Los kilómetros recorridos signifiquen algo más que un simple viaje.
Nadie se arrastra bajo las verjas, nadie quiere recibir los golpes ni dar lástima.
Nadie escoge los campos de refugiados
O el dolor de que revisten tu cuerpo desnudo.
Nadie elige la prisión, pero la prisión es más segura que una ciudad en llamas,
Y un carcelero en la noche es preferible
A un camión cargado de hombres con el aspecto de tu padre.
Nadie podría soportarlo, nadie tendría las agallas,
nadie tendría la piel suficientemente dura.
Los: “váyanse a casa, negros”, “refugiados”, “sucios inmigrantes”,
“buscadores de asilo”, “quieren robarnos lo que es nuestro”,
“negros pedigüeños”, “huelen raro”, “salvajes”,
“destrozaron su país y ahora quieren destrozar el nuestro”.
¿Cómo puedes soportar las palabras, las miradas sucias?
Quizás puedas, porque estos golpes son más suaves
Que el dolor de un miembro arrancado.
Quizás puedas porque estas palabras son más delicadas
Que catorce hombres entre tus piernas.
Quizás porque los insultos son más fáciles de tragar que el escombro,
Que los huesos, que tu cuerpo de niña despedazado.
Quiero irme a casa, pero mi casa es la boca de un tiburón.
Mi casa es un barril de pólvora,
y nadie dejaría su casa a menos que su casa le persiguiera hasta la costa,
a menos que tu casa te dijera que aprietes el paso,
que dejes atrás tus ropas, que te arrastres por el desierto,
que navegues por los océanos,
“Naufraga, sálvate, pasa hambre, suplica, olvida el orgullo,
tu vida es más importante”.
Nadie deja su hogar hasta que su hogar se convierta
en una voz sudorosa en tu oído diciendo:
‘Vete, corre lejos de mí ahora.
No sé en qué me he convertido, pero sé
que cualquier lugar es más seguro que éste’.

Warsan Shire es una poetisa Somalí, nacida en Kenia y de padres Somalíes, escritora y educadora que vive en Londres. Nacida en 1988, Warsan ha realizado y leído su trabajo por toda Inglaterra y a nivel internacional – incluyendo recientemente Sudáfrica, Italia, Alemania, Norte América y Kenia. Sus poemas han sido publicados en Wasafiri, Magma y Poetry Review, y en la antología ‘The Salt Book of Younger Poets’ (Salt, 2011). Sus poesías han sido traducidas al italiano, al castellano y al portugués. Warsan, ganó en 2013 el Premio de la Universidad de Brunel de Poesía Africana.

miércoles, 13 de junio de 2018

Letter of Luiz Inácio Lula da Silva to the Brazilian People - Carta de Lula da Silva al pueblo de Brasil


Letter of Luiz Inácio Lula da Silva to the Brazilian People
We Demand Lula's Freedom and Support His Candidacy for President 

Aleida Guevara March, daugther of Ernesto Che Guevara

Letter of Luis Ignacio Lula da Silva to the Brazilian People

June 8, 2018

For two months I have been unjustly imprisoned, without committing any crime. For two months I have been unable to travel the country I love, bringing the message of hope for a better and more just Brazil, with opportunities for all, as I have always done in 45 years of public life.
I have been deprived of living daily with my children, my grandchildren, my great-granddaughter, my friends and companions. But I have no doubt that the real reason they put me here is to prevent me from sharing with my big family; the Brazilian people. This is what distresses me the most, because I know that outside, every day more and more families are going backward to living in the streets, abandoned by the state that should be protecting them.
From where I am, I want to renew the message of faith I have in Brazil and in our people. Together, we have been able to overcome difficult times, serious economic, political and social crises. In my government, we were able to overcome hunger, unemployment, recession, and the enormous pressures of international capital and its representatives in the country. Together, we have reduced the age-old disease of social inequality that marked Brazil's formation including the genocide of the indigenous, the slavery of Black people and the exploitation of the workers of the city and the countryside.
We steadily fought injustice. With our heads held high we have come to be considered the most optimistic people in the world. We have deepened our democracy and we have gained international prominence with the creation of UNASUR, CELAC, BRICS and our solidarity with African countries. Our voice was heard in the G8 and in the most important world forums.
I am sure we can rebuild this country and dream again of being a great nation. That's what keeps me fighting.
I cannot be content with the suffering of the poorest and the punishment that is falling on our working class, just as I am not settled with my situation.
Those who accused me in Lava Jato know that they lied, because I never owned it, never had possession, never spent one night in such a Guarujá apartment. 

Those who condemned me, Sérgio Moro and the TRF-4 judges, know that they set up a judicial farce to arrest me because I demonstrated my innocence in the case and they failed to present proof of the crime that they accuse me of.
To this day I ask myself, where is the proof?
I was not treated by the prosecutors of Lava Jato, Moro and TRF-4 as a citizen equal to others. I have always been treated as an enemy.
I do not cultivate hatred or rancor, but I doubt my tormentors can sleep with a clear conscience.
Against all injustices, I have the constitutional right to appeal in freedom, but this right has been denied to me so far for the sole reason being that my name is Luiz Inácio Lula da Silva.
That is why I consider myself a political prisoner in my own country.
When it became clear that they were going to take me by force, without crime or evidence, I decided to stay in Brazil and face my executioners. I know my place in history and I know the place reserved for those who today persecute me. I am sure that Justice will make the truth prevail.
In the caravans I did recently in Brazil, I saw hope in people's eyes. And I have also seen the anguish of those who are suffering from the return of hunger, unemployment, malnutrition, school dropout, rights robbed of workers, and the destruction of the constitutionally guaranteed social inclusion policies now denied in practice.
I am again a candidate for the Presidency of the Republic to help end the suffering of the people
I take on this mission because I have a great responsibility with Brazil and because the Brazilians have the right to vote freely in a project which stand for more solidarity, a more just and sovereign country, and persevering the project of Latin American integration.
I am a candidate because I sincerely believe that the Electoral Court will maintain consistency with its precedents of jurisprudence since 2002, not bowing to the blackmail of the exception only to hurt my right and the right of voters to cast their ballots for who best represents them.
I have had many candidacies in my career, but this one is different; this one is the commitment of my life. Those who had the privilege of seeing Brazil advance on behalf of the poorest, after centuries of exclusion and abandonment, cannot be omitted at the most difficult time for our people.
I know that my candidacy represents hope, and we will take it to the final conclusion, because we have the strength of the people on our side.

We have the right to dream again, after the nightmare that was imposed on us by the 2016 coup.
They lied to overthrow President Dilma Rousseff who was legitimately elected. They lied that the country would improve if the PT quit the government; that there would be more jobs and more development. They lied to impose the program defeated at the polls in 2014. They lied to destroy the project of eradicating the misery that we put in place from my government. They lied so they could deliver the national wealth to the holders of economic and financial power, in a scandalous betrayal of the people that had been manifested in 2002, 2006, 2010 and 2014, in a clear and unequivocal way.
The hour of truth is coming.
I want to be president of Brazil again because I have already proved that it is possible to build a better Brazil for our people. We prove that the country can grow for the benefit of all when the government places the workers and the poorest in the spotlight and does not become a slave to the interests of the rich and powerful. And we prove that only the inclusion of millions of poor people can we make the economy grow and recover.
We rule for the people and not for the market. It is the opposite of what the government of our opponents do, who are at the service of financiers and multinationals, which has abolished the historic rights of workers, reduced real wages, cut off investments in health and education, and is destroying programs like Bolsa Familia, Minha Home My Life, Pronaf, Luz Para Todos, Prouni and Fies, among many of the actions aimed at social justice.

I dream of being president of Brazil to end the suffering of those who do not have more money to buy the gas canister, who use wood for cooking or worse, use alcohol and become victims of serious accidents and burns. This is one of the cruelest setbacks caused by Petrobras' policy of destruction and national sovereignty, led by PSDB supporters who backed the 2016 coup.
Petrobrás was not created to generate gains for Wall Street speculators in New York, but to ensure oil self-sufficiency in Brazil at prices compatible with the popular economy. Petrobrás has to be Brazilian again. You can be certain that we are going to end this history of selling its assets. It will no longer be hostage to the multinational oil corporations. It will once again play a strategic role in the country's development, including in directing resources to education; our passport for the future.
You can also be sure that we will prevent the privatization of Eletrobrás, Banco do Brasil and Caixa, the weakening of BNDES and all the instruments available to the country to promote development and social welfare.

I dream of being the president of a country where the judges pays more attention to the Constitution and less to the newspaper's headlines. Where rule of law is the rule, without measures of exception.

I dream of a country where democracy prevails over media monopoly, prejudice and discrimination.
I dream of being the president of a country where everyone has rights and nobody has privileges.
A country where everyone can have three meals a day again; where children can attend school and where everyone has the right to work with living wages and the protection of the law. A country in which every rural worker has access to land again to produce, with financial and technical assistance.
A country where people will once again have confidence in the present and hope for the future. And for this very reason to be respected internationally, to promote Latin American integration and cooperation with Africa, and to exercise a sovereign position in the international dialogues on trade and the environment and for peace and friendship among people.
We know the way to fulfill these dreams. Today it goes through the holding of free and democratic elections, with the participation of all political forces, with no rules of exception to prevent just one candidate.
Only then will we have a government with legitimacy to face the great challenges, which can dialogue with all sectors of the nation backed by the popular vote. It is to this mission that I propose to accept the presidential candidacy by the Workers' Party.
We have already shown that it is possible to make a government of national pacification, in which Brazil will walk to meet the Brazilians, especially the poorest and the workers.
I created a government where the poor were included in the country's budget, with more income distribution and less hunger; with more health and less child mortality; with more respect and affirmation of the rights of women, of blacks and of diversity, and with less violence; with more education at all levels and fewer children out of school; with more access to universities and technical education and fewer young people excluded from the future; with more popular housing and fewer occupancy conflicts in the cities; with more settlements and land distribution and fewer conflicts of occupation in the countryside; with more respect for the indigenous populations, with more salary gains and guarantee of the rights of the workers, with more dialogue with the unions, social movements and business organizations and less social conflicts.
It was a time of peace and prosperity, as we have never had before in history.
I believe, from the bottom of my heart, that Brazil can be happy again. And it can advance much more than what we conquered together, when the government was of the people.
In order to achieve this goal, we must unite the democratic forces of all Brazil, respecting the autonomy of the parties and the movements, but always having as reference a more unified and fairer project of our country that will rescue the dignity and hope of our people. I'm sure we'll be together at the end of this walk.
From where I am, receiving the solidarity and energies that are coming from all corners of Brazil and the world, I can assure you that I will continue working to transform our dreams into reality. And so I am preparing, with faith in God and a lot of confidence, for the day of meeting with the beloved Brazilian people.

The only way that such meeting will not happen is if I am not alive.
See you very soon my people
Long live Brazil! Long live Democracy! Long live the Brazilian people!
Luiz Inácio Lula da Silva
Curitiba, June 8, 2018
International Committee  for Peace, Justice and Dignity
510-219-0092 | info@TheInternationalCommittee.org Website

Carta de Luis Ignacio Lula Da Silva 
al Pueblo de Brasil
TODOS CON LULA
EXIGIENDO SU LIBERTAD
Y EN APOYO A SU CANDIDATURA
Aleida Guevara March, hija de Ernesto Che Guevara
 
#LulaLibre
#LulaInocente
#LulaPresidente

CARTA DE LUIS IGNACIO LULA DA SILVA AL PUEBLO BRASILEIRO
Hace dos meses estoy preso, injustamente, sin haber cometido ningún crimen. Hace. dos meses estoy impedido de recorrer el país que amo, llevando el mensaje de esperanza en un Brasil mejor y más justo, con oportunidades para todos, como siempre he hecho en 45 años de vida pública.
Fui privado de convivir diariamente con mis hijos y mi hija, mis nietos y nietas, mi bisnieta, mis amigos y compañeros. Pero no tengo duda que me pusieron aquí para impedirme convivir con mi gran familia: el pueblo brasileño. Eso es lo que más me angustia, pues sé que, cada día más y más familias vuelven a vivir en las calles, abandonadas por el estado que debería protegerlas.
Desde donde me encuentro, quiero renovar el mensaje de fe en Brasil y en nuestro pueblo. Juntos, supimos superar momentos difíciles, graves crisis económicas, políticas y sociales. En mi gobierno, vencimos el hambre, el desempleo, la recesión, las enormes presiones del capital internacional y de sus representantes en el país. Juntos, reducimos la enfermedad secular de la desigualdad social que marcó la formación de Brasil: el genocidio de los indígenas, la esclavitud de los negros y la explotación de los trabajadores de la ciudad y del campo.
Combatimos sin tregua las injusticias. De cabeza erguida, llegamos a ser considerados el pueblo más optimista del mundo. Profundizamos nuestra democracia y por eso conquistamos protagonismo internacional, con la creación de la Unasur, de la Celac, de los BRICS y nuestra relación solidaria con los países africanos. Nuestra voz fue escuchada en el G-8 y en los más importantes foros mundiales.
Estoy seguro de que podemos reconstruir este país y volver a soñar con una gran nación. Eso es lo que me anima a seguir luchando.
No puedo conformarme con el sufrimiento de los más pobres y el castigo que está siendo impuesto a nuestra clase trabajadora, así como no me conformo con mi situación.
Los que me acusaron en la Lava Jato saben que mintieron, pues nunca fui dueño, nunca tuve la posesión, nunca pasé una noche en el apartamento de Guarujá. Los que me condenaron, Sérgio Moro y los fiscales del TRF-4, saben que armaron una farsa judicial para arrestarme, pues demostré mi inocencia en el proceso y ellos no consiguieron presentar la prueba del crimen del cual me acusan.
Hasta hoy me pregunto: ¿dónde está la prueba?
No fui tratado por los fiscales de la Lava Jato, por Moro y por el TRF-4 como un ciudadano igual a los demás. He sido tratado siempre como enemigo.
No cultivo odio o rencor, pero dudo que mis verdugos puedan dormir con la conciencia tranquila.
En contra de las injusticias, tengo el derecho constitucional de recurrir en libertad, pero ese derecho me ha sido negado hasta ahora por el único motivo de que me llamo Luiz Inacio Lula da Silva.
Por eso me considero un preso político en mi país.
Cuando quedó claro que me iban a atrapar a la fuerza, sin crimen ni pruebas, decidí quedarme en Brasil y enfrentar a mis verdugos. Sé mi lugar en la historia y sé cuál es el lugar reservado a los que hoy me persiguen. Estoy seguro de que la justicia hará prevalecer la verdad.
En las caravanas que hice recientemente por Brasil, vi la esperanza en los ojos de las personas. Y también vi la angustia de quien está sufriendo con el regreso del hambre y del desempleo, la desnutrición, el abandono escolar, los derechos robados a los trabajadores, la destrucción de las políticas de inclusión social constitucionalmente garantizadas y ahora negadas en la práctica.
Es para acabar con el sufrimiento del pueblo que soy nuevamente candidato a la Presidencia de la República.
Asumo esta misión porque tengo una gran responsabilidad con Brasil y porque los brasileños tienen el derecho de votar libremente en un proyecto de país más solidario, más justo y soberano, perseverando en el proyecto de integración latinoamericana.
Soy candidato porque creo sinceramente que la Justicia Electoral mantendrá la coherencia con sus precedentes de jurisprudencia desde 2002, no doblegándose al chantaje de la excepción sólo para lesionar mi derecho y el derecho de los votantes a votar en quién mejor los representa.
Tuve muchas candidaturas en mi trayectoria, pero ésta es diferente: es el compromiso de mi vida. Quien tuvo el privilegio de ver a Brasil avanzar en beneficio de los más pobres, después de siglos de exclusión y abandono, no puede apartarse en el momento más difícil para nuestra gente.
Sé que mi candidatura representa la esperanza, y vamos a llevarla hasta las últimas consecuencias, porque tenemos de nuestro lado la fuerza del pueblo.
Tenemos el derecho de soñar nuevamente, después de la pesadilla que nos fue impuesta con el golpe de 2016.
Mintieron para derribar a la presidenta Dilma Rousseff, legítimamente electa. Mintieron con que el país mejoraría si el PT salía del gobierno; que habría más empleos y más desarrollo. Mintieron para imponer el programa derrotado en las urnas en 2014. Mintieron para destruir el proyecto de erradicación de la miseria que pusimos en marcha desde mi gobierno. Mintieron para entregar las riquezas nacionales y favorecer a los tenedores del poder económico y financiero, en una escandalosa traición a la voluntad del pueblo, manifestada en 2002, 2006, 2010 y 2014, de modo claro e inequívoco.
Está llegando la hora de la verdad.
Quiero ser presidente de Brasil nuevamente porque ya he probado que es posible construir un Brasil mejor para nuestro pueblo. Probamos que el país puede crecer, en beneficio de todos, cuando el gobierno coloca a los trabajadores y a los más pobres en el centro de atención, y no se vuelve esclavo de los intereses de los ricos y poderosos. Y probamos que solamente la inclusión de millones de pobres puede hacer que la economía crezca y se recupere.
Gobernamos para el pueblo y no para el mercado. Es lo contrario de lo que hace el gobierno de nuestros empresarios, al servicio de los financistas y de las multinacionales, que suprimió derechos históricos de los trabajadores, redujo el salario real, cortó las inversiones en salud y educación y está destruyendo programas como el Bolsa Familia, Mi Casa Mi Vida, el Pronaf, Luz para Todos, Prouni y Fies, entre tantas acciones dirigidas a la justicia social.
Sueño ser presidente de Brasil para acabar con el sufrimiento de quien no tiene más dinero para comprar o no tiene más dinero para comprar la bombona de gas, que ha vuelto a usar la leña para cocinar o, peor aún, que usan alcohol y se convierten en víctimas de graves accidentes y quemaduras. Este es uno de los más crueles retrocesos provocados por la política de destrucción de Petrobrás y de la soberanía nacional, conducida por los entreguistas del PSDB que apoyaron el golpe de 2016.
Petrobrás no fue creada para generar ganancias para los especuladores de Wall Street en Nueva York, sino para garantizar la autosuficiencia de petróleo en Brasil, a precios compatibles con la economía popular. Petrobrás tiene que volver a ser brasileña. Pueden estar seguros de que vamos a acabar con esa historia de vender sus activos. No será más rehén de las multinacionales del petróleo. Volverá a desempeñar un papel estratégico en el desarrollo del país, incluso en la dirección de los recursos del pre-sal para la educación, nuestro pasaporte para el futuro.
Pueden estar seguros también de que impediremos la privatización de Eletrobras, del Banco do Brasil y de la Caixa, del debilitamiento del BNDES y de todos los instrumentos de que dispone el país para promover el desarrollo y el bienestar social.
Sueño ser el presidente de un país en el que el juzgador preste más atención a la Constitución y menos a los titulares de los periódicos.
En que el estado de derecho sea la regla, sin medidas de excepción.
Sueño con un país en que la democracia prevalezca sobre el albedrío, el monopolio de los medios, el prejuicio y la discriminación.
Sueño ser el presidente de un país en el que todos tengan derechos y nadie tenga privilegios.
Un país en que todos puedan hacer nuevamente tres comidas al día; en que los niños puedan asistir a la escuela, en que todos tengan derecho al trabajo con salario digno y protección de la ley. Un país en el que todo trabajador rural vuelva a tener acceso a la tierra para producir, con financiamiento y asistencia técnica.
Un país en el que la gente vuelva a tener confianza en el presente y la esperanza en el futuro. Y que por eso mismo vuelva a ser respetado internacionalmente, vuelva a promover la integración latinoamericana y la cooperación con África, y que ejerza una posición soberana en los diálogos internacionales sobre el comercio y el medio ambiente, por la paz y la amistad entre los pueblos.
Sabemos cuál es el camino para concretar esos sueños. Hoy pasa por la celebración de elecciones libres y democráticas, con la participación de todas las fuerzas políticas, sin reglas de excepción para imposibilitar a determinado candidato.
Sólo así tendremos un gobierno con legitimidad para enfrentar los grandes desafíos, que podrá dialogar con todos los sectores de la nación respaldado por el voto popular. Es la misión que me propongo al. aceptar la candidatura presidencial por el Partido de los Trabajadores.
Ya demostramos que es posible logar un gobierno de pacificación nacional, en el que Brasil camine al encuentro de los brasileños, especialmente de los más pobres y de los trabajadores.
Hice un gobierno en el que los pobres se incluyeron en el presupuesto de la Unión, con más distribución de ingresos y menos hambre; con más salud y menos mortalidad infantil; con más respeto y afirmación de los derechos de las mujeres, de los negros y de la diversidad, y con menos violencia; con más educación en todos los niveles y menos niños fuera de la escuela; con más acceso a las universidades y la enseñanza técnica y menos jóvenes excluidos del futuro; con más vivienda popular y menos conflictos de ocupaciones en las ciudades; con más asentamientos y distribución de tierras y menos conflictos de ocupaciones en el campo; con más respeto a las poblaciones indígenas y quilombolas, con más ganancias salariales y garantía de los derechos de los trabajadores, con más diálogo con los sindicatos, movimientos sociales y organizaciones empresariales y menos conflictos sociales.
Fue un tiempo de paz y prosperidad, como nunca antes tuvimos en la historia.
Creo, desde el fondo del corazón, que Brasil puede volver a ser feliz. Y puede avanzar mucho más de lo que conquistamos juntos, cuando el gobierno era del pueblo.
Para alcanzar este objetivo, tenemos que unir las fuerzas democráticas de todo Brasil, respetando la autonomía de los partidos y de los movimientos, pero siempre teniendo como referencia un proyecto de país más solidario y más justo, que rescate la dignidad y la esperanza de nuestra gente sufrida. Estoy seguro de que estaremos juntos al final de la caminata.
Desde aquí donde estoy, con la solidaridad y las energías que vienen de todos los rincones de Brasil y del mundo, puedo asegurar que continuaré trabajando para transformar nuestros sueños en realidad. Y así me voy preparando, con fe en Dios y mucha confianza, para el día del reencuentro con el querido pueblo brasileño.
Y ese reencuentro sólo no ocurrirá si la vida me falta.
Hasta pronto, mi gente
¡Viva Brasil! ¡Viva la democracia! ¡Viva el Pueblo Brasileño!
Luiz Inacio Lula da Silva
Curitiba, 8 de junio de 2018
Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos
510-219-0092 | info@TheInternationalCommittee.org Website

martes, 12 de junio de 2018

Dos goles en contra

Programar el partido en Jerusalén y suspenderlo
10 de junio de 2018
Por Martín Granovsky

Una ilustración del diario opositor israelí Haaretz. “Nadie podría decir que un mural a Messi es antisemitismo”, dice el epígrafe.




Es irremediable. En política, cuando estás en baja todo te sale mal. Mauricio Macri lo sabe. En el último mes tuvo que disimular el fracaso inflacionario y la corrida bajo el pretexto de un cataclismo mundial. Apeló al FMI. Entonces sus funcionarios presentaron el acuerdo como si estuviera cerrado, cosa que no es así. Quiso convertir la derrota del tarifazo en el supuesto del triunfo del veto, como si vetar fuera la gloria. Y hasta se vio forzado a silbar distraído para que nadie se diera cuenta de otro resbalón: el partido de la Selección en Jerusalén que debió haberse jugado ayer era también una apuesta suya. Una apuesta que perdió.

En esta misma edición del diario hay material abundante sobre la caída en aprobación de Macri y el significado del reacercamiento al Fondo después de que Néstor Kirchner y Lula desconectaron a la Argentina y a Brasil en 2015.
La duda crucial es cuánto más injusto quedará el país tras la guadaña contra la clase media y los trabajadores. La garantía de un 0.2 por ciento del PBI permitido para aumentar eventualmente el gasto social no altera el amperímetro de la crisis. Y pese a que el voto de los Estados Unidos es clave en el directorio del FMI (porque el voto es calificado) la Argentina todavía debe negociar la letra completa del acuerdo y negociar una concesión con cada uno del resto de los socios importantes, entre ellos China, Francia, Alemania y Brasil. Eso si uno se olvida de un misterio: cómo hará Nicolás Dujovne para conseguir dólares. Porque  de verdad la Argentina recibirá ahora 15 mil millones de dólares y no 55 mil.

¿Solo Chiqui?

La línea oficial consiste en que las incertidumbres parezcan triunfos y las derrotas no se noten. El problema es que, cuando los gobiernos sobreactúan, las caídas son más difíciles de disimular. Macri, además, no tiene la envergadura de Benjamín Netanyahu, su socio político en el emprendimiento de producir un giro brusco en la política exterior argentina. Israel es un país que pertenece al club de la bomba atómica y Bibi Netanyahu es un político audaz que hasta llegó a tomarle el Senado de los Estados Unidos a Barack Obama para hablar en su contra. 
Donald Trump anunció que moverá la embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén. Netanyahu se puso eufórico. Los conservadores israelíes quieren eternizar la ocupación israelí de la zona oriental de Jerusalén y una de las formas es quitarle el costado de categoría internacional a la ciudad entera. Ni Francia ni Alemania ni España anunciaron el traslado de sus embajadas. En América Latina lo hicieron Paraguay y Guatemala. La Argentina no anunció nada, aunque la movida no puede descartarse, pero el partido con los israelíes que iba a jugarse en Haifa ayer, sábado 9, se reprogramó para Jerusalén. 
La leyenda en boga dice que la reprogramación solamente fue cosa de Claudio Chiqui Tapia, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino que está casado con una hija de Hugo Moyano, Paola. 
Otra leyenda sostiene que luego, cuando un grupo de palestinos presionó a los jugadores de la Selección mostrándoles camisetas blanquicelestes con sangre, en Barcelona, fue Tapia y solo Tapia el que habría aceptado la queja de los jugadores y suspendido el partido. 

Tablero

Suena a cuento. Otra vez, simplemente por un gesto que podría haberse ahorrado, como el traslado del partido de Haifa a Jerusalén, la Argentina se metió, nada menos que en Medio Oriente, en un lío que la excede. Si la Casa Rosada tiene al menos una parte de la información que recogió este diario, a esta altura ya sabrá qué pasa.
El primer ministro y su ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, se echan la culpa por el impacto negativo que les generó la suspensión del partido Argentina-Israel.
Los críticos israelíes de Netanyahu hallaron un punto débil del prémier y lo explotan. “Esto es lo que pasa cuando la política sofoca al deporte”, escribió Raz Schechnik en la web Y.net. “Deben haber pensado que después del partido Messi se convertiría en miembro del Comité Central del Likud”, ironizó. El Likud es el partido de extrema derecha de Bibi y su ministra. Otro párrafo señala que Haifa es un símbolo de la coexistencia diaria entre árabes y judíos. En cuanto a Jerusalén, “es nuestra capital eterna, la ciudad más importante de Israel”, dicho esto como “verdad histórica y sin una pizca de cinismo” pero sin que signifique “que todo lo relacionado con Israel tenga que realizarse en Jerusalén”.
“Gracias Messi, fue lo correcto en un momento correcto”, escribió un artista prestigioso, el director de cine Uri Misgav, en el diario Haaretz. Misgav se preguntó si la cancelación argentina sería o no un punto de inflexión y dijo que los israelíes no debían sentir vergüenza. “Un hombre que ama a su país entiende que a veces debe darle una bofetada para que vuelva a la realidad”, escribió. 

Qatar

Incluso la prensa israelí menos crítica con Netanyahu no dejó de señalar, sin embargo, que la cancelación del partido fue un triunfo del presidente de la Federación de Fútbol Palestino, Jibril Rajoub, que había llamado a los hinchas a quemar fotos y camisetas de Messi si se jugaba el partido. 
Rajoub aparentemente recibe influencia de Qatar, un actor de primer orden en Medio Oriente y en el fútbol mundial. Los qataríes auspiciaban al Barcelona, nada menos, y desde 2011 fondos qataríes son dueños del Paris Saint- Germain, donde juega el argentino Angel Di María. Enfrentados a Arabia Saudita, que a su vez es la enemiga de Irán, los qataríes hasta ficharon a Neymar por 400 millones de euros.
En el Gobierno argentino quien atinó a desmarcarse de la cancelación fue el canciller, Jorge Faurie, que atribuyó a la AFA la decisión de mover el partido de lugar y después la de anularlo. O el ministro fue poco convincente dentro del Ejecutivo o Macri no midió dos cosas. Una, que con la Selección jugando en Jerusalén se estaba metiendo de lleno en el Medio Oriente como Carlos Menem cuando envió naves al Golfo. Otra, que al suspender el partido la Argentina quedaba inserta en la política interna israelí, o sea en la política mundial, sin nada ostensible que ganar a cambio. Puro costo. Las relaciones de Tapia con Macri son como las de su suegro con el Presidente. Van y vienen. Pero el canal es permanente. Y el vicepresidente de la AFA es el Pro Daniel Angelici, sucesor de Macri en la presidencia de Boca. ¿Angelici tampoco la vio venir? ¿O se embelesó y después fue tarde para una retirada elegante?
Ni Macri ni sus funcionarios del mayor nivel pueden ignorar en qué tablero infernal colocaron al país. PáginaI12 pudo saber que en  los últimos dos meses autoridades israelíes transmitieron en detalle su visión geopolítica a sus pares de aquí. El punto principal es que Netanyahu no quiere perder fuerza porque su meta de hoy va más allá del conflicto tradicional con los palestinos, sobre todo en Gaza: el objetivo es que Irán se vea en peligro si permanece en Siria y opte por retirar de allí tropas y armamentos. Los israelíes ven a Teherán como el poder que está detrás de su peor enemigo, Hezbollah, el grupo shiita libanés que ganó posiciones también en Siria.
Funcionarios israelíes confiaron a colegas argentinos que Rusia, principal apoyo del presidente sirio Bashar al-Asad, podría ser el emisario para persuadir a los iraníes en el sentido de que les convendría salirse. Israelíes y rusos no tienen un acuerdo estratégico como sucede entre Jerusalén y Washington pero se respetan y, a nivel táctico, las fuerzas de uno se abstuvieron de atacar a las del otro en Siria.
Con estos cables se enredó Mauricio Macri. Y dos veces: cuando la Argentina se disponía a jugar y cuando canceló el partido. El pequeño detalle es que son cables de alta tensión.