jueves, 22 de diciembre de 2016

MEMORIA ACTIVA AUDIENCIA N°69 – 22/12/2016

AUDIENCIA N°69 – 22/12/2016

La ante-última audiencia del 2016 del juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA, se llevó a cabo con la presencia de Beinusz Szmukler, quien declaró como testigo acerca de la investigación que realizó sobre la labor de Juan José Galeano al frente de la causa AMIA.
Szmukler integró el Consejo de la Magistratura entre 2002 y 2006 y desde su rol en la comisión de acusación fue quien encabezó la investigación, junto a Marcela Rodríguez,  del accionar -probado luego irregular- del entonces juez de la causa AMIA, Juan José Galeano.
Aclaró, igualmente, que todos los miembros de la comisión realizaron un “trabajo muy intenso” y que, si bien ocurrió en otros casos, dado que en éste la acusación a Galeano se aprobó por unanimidad, “no hubo diferencias relacionadas a la política sobre Galeano. El consenso fue unánime. Nos manejamos con mucha responsabilidad con todos los elementos de prueba objetiva”. 
El ex consejero no sólo redactó la acusación de 35 cargos contra Galeano “de como 500 páginas” sino que además, junto a Rodríguez, representó al Consejo de la Magistratura en el jury de enjuiciamiento que en 2005 concluyó con la destitución del ex juez, ahora imputado por encubrimiento.
Sobre Galeano
En primer lugar, dado que el testigo de 85 años no logró recordar detalles de las cuestiones por las que fue preguntado, ratificó toda la documentación -que está incorporada a este juicio como prueba- acerca de la investigación sobre Galeano, la acusación y el alegato en el jury, procesos en los que participó activamente.
Aún así, recordó que entre las principales acusaciones, que fueron votadas en pleno por el jurado de enjuiciamiento, se encontraba “el pago a Telleldín, grabaciones ilegales a imputados en el juzgado con la presencia del juez, fiscales y representantes de la dirigencia comunitaria y negociaciones con los imputados policías”.
Sobre ese último hecho, recordó que fue la abogada de la DAIA, Marta Nercellas,  quien con micrófonos ocultos acudió a una reunión con un policía bonaerense. “Creo que era Huici. Fue una reunión en un bar, totalmente irregular, con conocimiento de Galeano”, expresó.
A medida que el testigo involucraba a los imputados con sus dichos, los abogados defensores interrumpían a las querellas y presentaban oposiciones para que el testigo no contestara. Fue así que Szmukler debió salir de la sala en dos ocasiones para que el Tribunal pudiera resolver, tras un debate entre las partes.
De hecho, lo relatado por el testigo acerca de la presencia de los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia durante grabaciones ilegales en el juzgado, fue motivo suficiente para que el abogado defensor de esos imputados pidiera, al final de la audiencia, la extracción de la declaración de Szmukler para verificar si incurrió en falso testimonio.
La dirigencia comunitaria
Cuando al comienzo de la declaración le preguntaron a Szmukler si había entrevistado, en el marco de la investigación del Consejo de la Magistratura, a dirigentes de la comunidad judía, dijo que creía que no y argumentó que “la dirigencia no apoyaba a la comisión. Estaba comprometida en la acusación”.
Entre otras pruebas, además de la presencia de dirigentes durante grabaciones ilegales en el juzgado, el testigo dijo que recibió denuncias por discriminación de los abogados de los familiares de Memoria Activa. “(León) Smolianski y creo que (Pablo) Jacoby también, se quejaban de que que el trato era desigual respecto a la DAIA, a quienes recibían hasta fuera de horario. Y que a los familiares no les exhibían elementos del expediente”.
Irónicamente, sobre ese último punto sumado a la pregunta acerca de si lo que estaba relatando aparece en la acusación contra el ex juez, Szmukler contestó: “Siempre reflejé todo en el expediente a diferencia de justamente lo que estábamos investigando, lo que hizo Galeano”.
También dijo que recibió información sobre la participación de Rubén Beraja en el marco del pago a Telleldín pero que no lo consultó en profundidad ya que “el objeto de investigación era el accionar de Galeano y no de la DAIA”.
Participación de la SIDE
Otro de los temas que tocó Szmukler fue la participación de la Secretaría de Inteligencia del Estado en el pago de 400.000 dólares de fondos reservados para que Telleldín declarara contra los policías bonaerenses. “Fue clara esa intervención”, sentenció y contó que tuvo una reunión privada con el entonces agente  Antonio Horacio Stiuso, quien contribuyó con sus dichos a la acusación de Galeano.
  • “¿Investigó el rol de Stiuso?”, le preguntó el abogado de Hugo Anzorreguy.
  • “No. No correspondía”, contestó el testigo. Y por lo bajo agregó: “Además no me atrevería”.

El juicio continúa el próximo martes 27 a las 10.30 con la declaración testimonial de un agente de la SIDE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada