miércoles, 7 de diciembre de 2016

PUERTO RICO Dan esperanza a la hija de Oscar López las 100 mil firmas





San Juan (EFEUSA) – La petición popular dirigida al presidente estadounidense, Barack Obama, para liberar al independentista puertorriqueño Óscar López Rivera sobrepasó las 100,000 firmas que se necesitaban para obtener una respuesta formal de la Casa Blanca, según se desprende de la página oficial.
Para Clarisa López Ramos, hija López Rivera, el logro de las miles de firmas significa “una muestra de solidaridad, apoyo y a la misma vez, de mucha esperanza” para que Obama libere a su padre preso hace ya 35 años y medio.
“La meta lograda demuestra que somos capaces de hacer cosas en la que todos nos proponemos, especialmente en la Navidad, y a la espera de que la Casa Blanca se pronuncie a favor de la petición”, resaltó en declaraciones a EFE López Ramos ante la petición de excarcelar a quien se considera como el prisionero político que más tiempo ha estado encarcelado.
Las 100.000 rúbricas se lograron esta madrugada.
“Esto es un paso más y de mayor importancia, y quizás de los más importantes que hemos logrado. Y ahora vamos con la meta de que mi papá pueda regresar a casa antes de que Obama salga”, detalló López Ramos en relación al fin del mandato de Obama el 2 de enero y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.
La petición popular, impulsada por el abogado José Rodríguez-Irizarry, arrancó el pasado 11 de noviembre y desde ese momento, miles de ciudadanos, entre ellos personalidades como el salsero panameño Rubén Blades, los artistas puertorriqueños Andy Montañez, Residente, Ileana Cabra, el pintor Rafael Trelles, el expelotero Carlos Delgado firmaron la petición.
Igualmente, lo hicieron el gobernador saliente y entrante de Puerto Rico, Alejandro García Padilla y Ricardo Rosselló, respectivamente, así como Ricky Martin.
De igual forma, el artista de origen boricua Lin-Manuel Miranda, así como personalidades como el premio nobel de la Paz sudafricano Desmond Tutu, la viuda del activista por los derechos civiles Martin Luther King, el exmandatario uruguayo José Mujica, y el expresidente del Gobierno español Felipe González apoyaron la excarcelación.
“Papá está muy consciente de lo que está pasando y conoce muy bien de la campaña, y de los esfuerzos de esta petición”, contó López Ramos, quien dijo que no conoce personalmente a Rodríguez-Irizarry.
“Es una alegría saber que cuentas con el respaldo de tu pueblo. Para épocas así, soñamos con compartir un cumpleaños juntos y recibir un año nuevo y esperamos que sea así”, resaltó López Ramos, la única hija que tuvo López Rivera, de 73 años.
López Ramos, no obstante, dijo que si Obama no le concede la excarcelación a su progenitor, tendría que esperar seis años más para que el oficina de prisiones revise su registro y lo cualifique como una persona que ha cumplido su sentencia y no represente ningún peligro para la sociedad para ser liberado.
Tras una década de lucha activa por la independencia de Puerto Rico de EE.UU. bajo las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), el 29 de mayo de 1981, y con 38 años de edad, López Rivera fue arrestado por las autoridades estadounidenses.
El activista fue condenado en 1981 a 55 años de cárcel, por conspiración sediciosa para derrocar al Gobierno de EE.UU. en la isla y en 1991 fue condenado a otros 15 años de prisión por un intento de fuga.
Oscar López Rivera se encuentra en la actualidad en la prisión de Terre Haute, Indiana, donde lleva encarcelado desde 1998, después de haber pasado por otras cárceles de EE.UU.
Como parte del proceso de excarcelación, la abogada de López Rivera, Jan Susler, recoge mensualmente todas las noticias que se publican sobre el caso y las envía al Departamento de Justicia federal, “abonando cada vez más apoyos a esa petición”.
En 1999 el entonces presidente de EE.UU., Bill Clinton, conmutó las sentencias de once integrantes de las FALN, luego de que cumplieran entre 16 y 20 años de cárcel, al considerar que las sentencias eran muy largas.
A esa agrupación que operó desde Chicago en los años 80 se le atribuye la organización de más de un centenar de ataques con explosivos en territorio estadounidense y la muerte de cuatro personas.
Clinton también le ofreció el indulto a López Rivera, pero éste, que nunca ha sido acusado de tener relación alguna con los citados ataques de las FALN, se negó a aceptarlo si no se ampliaba a todos los presos por las mismas acusaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada